Inicio Sin categoría Los Trágicos Últimos Momentos en la Vida de Keith Moon

Los Trágicos Últimos Momentos en la Vida de Keith Moon

por Escape Musical

El mundo del rock ha sido testigo de innumerables historias de excesos, autodestrucción y vidas truncadas prematuramente.

Sin embargo, pocos casos resumen tan trágica y emblemáticamente este oscuro lado de la fama como la muerte de Keith Moon, el legendario y caótico baterista de The Who.

A lo largo de su carrera, Keith Moon se ganó una reputación casi mítica por su comportamiento errático, su energía desenfrenada detrás de la batería y sus desplantes de rock star.

Su vida estuvo plagada de adicciones, autosabotaje y una espiral descendente que finalmente condujo a su fatídico final en septiembre de 1978, a la temprana edad de 32 años.

La partida prematura de Keith Moon no solo representó una pérdida devastadora para el mundo de la música, sino que también marcó el fin de una era dorada del rock and roll.

Su legado como uno de los bateristas más influyentes y talentosos de todos los tiempos quedó ensombrecido por las circunstancias trágicas que rodearon su muerte.

En este artículo, exploraremos los detalles desgarradores de los últimos días de Keith Moon, desde sus excesos descontrolados hasta el fatídico desenlace que conmocionó a la industria musical.

Los días finales de Keith Moon

La imagen muestra a Keith Moon de The Who.

Keith Moon en su vida privada era un hombre normal, tímido e inseguro. Keith Moon en su vida pública era el frenético baterista de The Who, un rock star en todo sentido de la palabra.

Era un hombre que solo vivía en el momento. Fue esta versión de Keith Moon la que llevó a su prematura muerte el 7 de septiembre de 1978.

Un mes antes, The Who había lanzado “Who Are You”, su primer álbum nuevo en tres años. Pero el consumo de alcohol y drogas de Keith había afectado su desempeño y su apariencia.

Su forma de tocar era errática y poco confiable, y fue obligado a posar para la fotografía de la portada del álbum tras una silla para ocultar su enorme estómago.

La condición de Keith significaba que The Who no estaba en condiciones de hacer giras, lo que lo dejó ansioso y deprimido.

La lucha de Moon contra el alcoholismo

Keith Moon había estado tomando clometiazol durante algún tiempo para luchar contra su alcoholismo. Era un sedante poderoso recetado por su médico, el Dr. Geoffrey Dymond.

El clometiazol calmaba el deseo de alcohol, pero a veces dejaba a sus usuarios en un estado dócil y olvidadizo. En los días previos a su muerte, Moon redujo el consumo de alcohol.

El 6 de septiembre, Paul McCartney organizó una fiesta en el restaurante Peppermint Park de Covent Garden para celebrar el que habría sido el 42º cumpleaños de Buddy Holly.

McCartney había adquirido los derechos de las canciones de Holly, y una biopic, The Buddy Holly Story, se estrenaba esa noche.

La última noche de Keith Moon

La imagen muestra a Keith Moon y su novia Annette Walter-Lax.

Moon inicialmente le dijo a su novia Annette Walter-Lax que no quería ir a la fiesta. Cuando ella le dijo que quería ir de todos modos, cambió de opinión y llamó a su dealer, quien le entregó cocaína.

La pareja llegó a Peppermint Park, donde Annette ha insistido desde entonces en que Moon no bebió o, si lo hizo, se limitó a solo dos copas.

Aunque aún usaba cocaína, el hecho de que no se excediera con el champán gratis se consideró un progreso.

Otros invitados a la fiesta, incluidos Paul y Linda McCartney, David Frost y el ex baterista de Faces, Kenney Jones (quien, irónicamente, tomaría el lugar de Keith Moon en The Who), recuerdan a Keith de buen humor y sorprendentemente sobrio.

Otros, incluido el ex gerente de giras de Led Zeppelin Richard Cole, recuerdan que Moon les dijo que planeaba casarse con Annette.

Después de la fiesta, Moon y Annette asistieron al estreno de medianoche de The Buddy Holly Story en el Odeon, Leicester Square.

De regreso a casa

De acuerdo con Annette, Keith estaba inquieto dentro del cine e insistió en irse tras una hora de empezada la película.

De regreso en su departamento, en 12 Curzon Place, Mayfair, Moon le dijo a Annette que tenía hambre. Ella cocinó su plato favorito, chuletas de cordero, después de lo cual fueron a la cama a ver una película.

Hablando con el biógrafo de Moon, Tony Fletcher, Annette recordó a Keith “tomando su vaso de agua habitual y su cubo de pastillas” antes de quedarse dormido alrededor de las 4 am.

Keith había estado excediendo su dosis recetada de clometiazol del mismo modo que abusaba de cualquier otra droga. Pero Annette no se había dado cuenta de cuántas pastillas estaba tomando.

La muerte de Keith Moon

Según el relato de Annette, Moon se despertó a las 7:30 am y le dijo que quería comida. Estaba de mal humor y discutieron, pero Annette le cocinó más cordero.

Después de terminar el plato, Moon tomó más clometiazol y volvió a quedarse dormido. Pero su ronquido hizo que Annette se retirara al sofá, donde durmió hasta las 3:40 pm.

Después de despertarse, volvió a la habitación, donde encontró a Moon acostado boca abajo con el brazo izquierdo colgando del borde de la cama: “No podía oírlo respirar. En ese momento supe que algo estaba mal. Entré en pánico”.

Annette llamó al Dr. Dymond, quien llamó a una ambulancia. Pero ya era demasiado tarde. Moon llevaba varias horas de fallecido, pero fue declarado oficialmente muerto a las 5:50 pm en el Hospital Middlesex.

Los otros miembros de The Who

YouTube video

El guitarrista Pete Townshend fue el primero de The Who en enterarse de la noticia por parte de la mánager del grupo, Jackie Curbishley.

Townshend llamó al vocalista Roger Daltrey y luego al bajista John Entwistle, quien estaba siendo entrevistado en ese momento.

Entwistle no era un hombre propenso a demostraciones públicas de emoción, continuó con la entrevista hasta que le preguntaron sobre los planes de The Who para el futuro. En ese momento, el amigo más cercano de Moon en la banda rompió en llanto.

La causa oficial de la muerte se enumeró en el certificado como “sobredosis de clometiazol (Heminevrin), autoadministrada, pero sin evidencia de intención. Veredicto abierto.”

Más tarde se reveló que Moon tenía 26 tabletas de Heminevrin sin disolver en el estómago cuando murió.

Para muchos cercanos a Keith, su muerte fue más un shock porque sabían que había reducido el comportamiento excesivo.

Lo que nadie sabía eran los efectos dañinos de los medicamentos recetados que estaba tomando y en tales cantidades.

En el funeral de Moon, Daltrey les dijo a los asistentes que aún esperaba que Keith saltara del ataúd, afirmando que todo era una broma.

Lamentablemente, no lo era. Uno de los mejores bateristas de rock de todos los tiempos en verdad se había ido. Tenía solo 32 años.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Logo de Escape Musical

En Escape Musical nuestra misión es sumergir a nuestros lectores en el apasionante mundo de la música de una manera informativa, inspiradora y entretenida. Nos esforzamos por crear un espacio virtual donde la música se convierte en una experiencia compartida que trasciende géneros y fronteras.

©2024 — Escape Musical. Página web desarrollada por WP Luis.