Inicio Instrumentos La Loca Historia del Bajo Perdido de Paul McCartney

La Loca Historia del Bajo Perdido de Paul McCartney

por Escape Musical

Durante mucho tiempo, se pensó que el legendario primer bajo Höfner de Paul McCartney fue robado en algún momento de 1969, pero recientemente se descubrió que este no fue el caso.

De hecho, el bajo sí fue robado, pero sucedió unos años después de lo que se creía. La historia detrás del suceso es bastante interesante y hasta loca.

En este artículo, vamos a hablar sobre la historia del instrumento, cómo lo consiguió Paul, qué le pasó y cómo fue encontrado finalmente después de más de 50 años.

Paul McCartney y el bajo

La imagen muestra a Paul McCartney tocando su bajo Höfner y cantando sobre el escenario.

Para contar esta historia, necesitamos retroceder al invierno de 1960 y hablar sobre por qué Paul empezó a tocar el bajo en primer lugar.

Originalmente tocaba la guitarra. De hecho, en un momento dado, era el tercer guitarrista de los Beatles junto a John Lennon y George Harrison. Pete Best estaba en la batería y Stu Sutcliffe era el bajista.

Después de su primer viaje a Hamburgo, Stu decidió no regresar a Liverpool de inmediato, prefiriendo quedarse con su novia Astrid en la ciudad alemana.

Esto dejó a la banda sin bajista durante aproximadamente un mes y medio. A sugerencia de Pete, los Beatles contrataron a un novato llamado Chas Newby para cubrir algunos conciertos en diciembre de 1960, pero este dejó el grupo en enero de 1961 para regresar a la universidad.

Paul toca bajo por primera vez

Esto dejó una vez más a los Beatles sin bajista. Como medida temporal, Paul se encargó del bajo colocando cuerdas de piano en su guitarra hasta que Stu regresó a Inglaterra a finales de enero.

Para marzo, el quinteto estaba de nuevo en Hamburgo tocando en el club Top 10, pero Stu estaba cansándose de la vida como músico.

Su otra pasión era el arte y recientemente había recibido una beca para asistir a una sesión de verano en una universidad de bellas artes en Hamburgo.

Viendo cómo cada vez más de su vida estaba en Alemania y no con los Beatles, decidió abandonar definitivamente el grupo una vez que terminaron su compromiso en el Top 10 en julio.

Paul se vuelve el bajista oficial

YouTube video

En este punto, los Beatles decidieron continuar como cuarteto y se decidió que Paul sería el bajista oficial, ya que John no sabía cómo tocarlo y George era demasiado bueno como guitarrista.

Durante aproximadamente un mes, Stu continuó tocando con la banda, pero no podía asistir a todos los conciertos porque aún estaba estudiando a tiempo completo.

En los momentos en que estaba ausente, Paul pasó de tocar el piano a tocar el bajo, pero esto significaba pedir prestado el bajo de Stu, ya que la guitarra de Paul con cuerdas de piano vio su final con una caída.

A Paul tampoco le gustaba tocar el bajo de Stu porque era más pesado de lo que le gustaba y tenía que tocarlo al revés, ya que era zurdo y Stu le había pedido que no cambiara el orden de las cuerdas.

Paul eventualmente se cansó de tocar de esta manera y decidió comprar su propio bajo.

Paul adquiere el bajo Höfner

Fue a Steinway & Sons en Hamburgo y probó el bajo Höfner 500/1. Le gustó lo ligero que era, especialmente en comparación con el bajo de Stu.

Era más pequeño y la simetría del diseño realmente le gustó. El precio también era bueno, no el más barato, pero aún asequible.

Terminó ordenando un modelo para zurdos por alrededor de 30 libras, y este es el bajo que pasaría a ser parte de la historia de los Beatles, parte del aspecto icónico de la banda.

Discutiblemente el instrumento de los Beatles más reconocible y uno de los instrumentos musicales más icónicos de la historia de la música contemporánea.

Paul usó este bajo durante más de 250 conciertos en el Cavern Club y grabó con él en los dos primeros álbumes de la banda.

Nuevo Höfner

La imagen muestra a Paul McCartney tocando su bajo Höfner mientras ve hacía la cámara.

A finales de 1963, la compañía Höfner le dio un nuevo bajo, una versión actualizada del original con algunas modificaciones ligeras.

Este nuevo bajo se convirtió en el instrumento preferido de Paul tanto para giras como para grabaciones, aunque su bajo original de 1961 permanecería con él como respaldo.

En 1964, lo envió a Burns Guitars para su renovación, y se agregó una nueva cubierta personalizada alrededor de las pastillas. También se le hizo un nuevo trabajo de pintura.

La última vez que se le vio en público fue durante las sesiones de “Get Back” / “Let It Be” en 1969. Hasta ese momento, la teoría predominante era que alguien lo tomó de Twickenham Film Studios o de la sede de Apple.

Avanzamos hasta 2019

La compañía Höfner estaba haciendo un nuevo bajo de respaldo para Paul, y su gerente de marketing, Nick Wass, estaba hablando con él sobre lo que quería del nuevo instrumento.

Paul le preguntó si sabía qué le pasó al original, y Nick no sabía la respuesta. Pero su curiosidad se apoderó de él y comenzó una búsqueda del bajo robado.

Nick no podría haber sido una persona más perfecta para liderar la búsqueda, ya que es un super experto en bajos Höfner.

No solo trabaja para ellos, sino que incluso coescribió el libro definitivo sobre el bajo de violín de la compañía.

Para diciembre de 2019, había una página dedicada al instrumento en el sitio web oficial de Höfner. La página detallaba las muchas características únicas del bajo de 1961 de Paul, pero no daba respuestas sobre lo qué había pasado con él.

Se intensifica la búsqueda

Durante varios años, la página estuvo sin actualizaciones. Pero luego, en mayo de 2023, Naomi y Scott Jones se pusieron en contacto con Nick y se unieron a la búsqueda.

Los Jones son un matrimonio con años de experiencia profesional en investigaciones y periodismo, llegando incluso a trabajar con la BBC.

En agosto de 2023, la página web se relanzó como TheLostbass.com, pero fue el artículo de Scott Jones para The Telegraph el 2 de septiembre lo que realmente aceleró la investigación.

Esto fue seguido por varias entrevistas en televisión y radio, lo que ayudó aún más a difundir la noticia. Eventualmente, recibieron más de 100 pistas y más de 600 personas se ofrecieron para ayudar.

Al principio de la investigación, un hombre que afirmaba ser un técnico de carretera para The Who dijo que robó el bajo de Paul de la sede de Apple en enero de 1969.

Dos testigos respaldaron su historia, y Nick pudo confirmar que efectivamente trabajó para The Who, y la banda estaba tocando en Londres alrededor del mismo tiempo que se vio por última vez el bajo.

Todo parecía indicar que esta persona se había llevado el bajo, pero todo cambió cuando obtuvieron una nueva pista en la búsqueda.

Qué pasó realmente con el bajo de Paul McCartney

La imagen muestra a Paul McCartney con su bajo Höfner durante las sesiones de grabación del disco Let It Be.

Ian Horne, un antiguo ingeniero de sonido de Paul durante los años 70, envió un correo electrónico al equipo de investigación, informándoles que el bajo en realidad fue robado en 1972.

Ian y otro ingeniero de sonido de Paul, Trevor Jones, estaban a cargo de un camión de mudanzas que se utilizaba para trasladar instrumentos y equipo en Londres de un estudio a otro.

Un 10 de octubre, estaban trabajando hasta muy tarde, y en lugar de descargar el camión para la noche, decidieron estacionarlo en la calle cerca de la casa de Trevor, que estaba cerca del distrito de Notting Hill en el oeste de Londres.

A la mañana siguiente encontraron el candado roto y el camión vacío. Denunciaron el robo a la policía, e incluso los tres grandes periódicos de Londres escribieron sobre el crimen.

Ninguno de los periódicos reportó que el equipo robado pertenecía a Paul McCartney. Esto se debió a que Paul decidió no presentar una denuncia, porque no quería dañar las reputaciones de Ian y Trevor.

Le eran leales, y al final dejó pasar el robo. Pensó que era solo un bajo. Podía conseguir otro. No valía la pena perjudicar el sustento de sus dos amigos.

El viaje del bajo robado

Cuando Nick se enteró de la historia de Ian, le recordó una pista anterior que inicialmente descartó en febrero de 2023.

Cuando volvió a contactar al informante anónimo para obtener más detalles, descubrió que era su padre quien había entrado en el camión y luego vendió el bajo a Ron Guest, el dueño del pub Admiral Blake en Londres.

Ron luego le dio el bajo a su hijo mayor, pero este murió trágicamente en un accidente automovilístico mientras estaba en la universidad.

El bajo pasó entonces a su hermano menor, quien lo guardó por el resto de su vida. Falleció durante la pandemia de COVID-19 en 2020, pero su esposa aún vive y sabía de un viejo bajo que estaba almacenado en su ático.

Justo coincidió que vio a Nick en la televisión hablando del bajo robado de Paul, ató cabos y lo llevó al equipo de McCartney en Londres.

Autenticidad del bajo

A finales de septiembre de 2023, Nick condujo a Inglaterra desde Alemania para verificar el bajo en persona, y no le llevó mucho tiempo determinar que era auténtico.

Uno de los detalles clave se encontraba en la parte posterior del instrumento. Todos los bajos de imitación e incluso los fabricados en 1961 presentan una parte posterior plana, pero este tenía una parte posterior redondeada.

Un detalle que nadie más que Paul podría haber conocido porque la parte posterior nunca fue fotografiada.

Nick tiene la teoría que el 500/1 de Paul podría ser un prototipo de Höfner, ya que era un bajo especial por encargo para zurdos, posiblemente el primero jamás fabricado por la compañía.

Además, 1961 fue un año de transición para la empresa, ya que pasaron de las tapas de madera maciza a la madera contrachapada.

Así que es muy probable que estuvieran experimentando con diferentes ideas de fabricación, como una parte posterior redondeada, pero decidieron no seguir adelante y guardaron el prototipo.

El futuro del primer bajo de Paul McCartney

Según Nick, Paul no tiene planes de restaurarlo a su condición de 1961, pero quiere que sea tocable nuevamente.

Aunque está en buen estado para su edad, necesita reparaciones después de haber sido almacenado en un ático durante tantos años, experimentando cambios extremos de temperatura. El mástil está roto, las pastillas no funcionan y los botones de control también deberán repararse.

Con el reciente anuncio de un nuevo álbum de Paul en 2024, será interesante ver si grabará o regrabará alguna de las partes de bajo utilizando este icónico instrumento.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Logo de Escape Musical

En Escape Musical nuestra misión es sumergir a nuestros lectores en el apasionante mundo de la música de una manera informativa, inspiradora y entretenida. Nos esforzamos por crear un espacio virtual donde la música se convierte en una experiencia compartida que trasciende géneros y fronteras.

©2024 — Escape Musical. Página web desarrollada por WP Luis.