Inicio Música “Golden Brown” de The Stranglers: Breve Historia

“Golden Brown” de The Stranglers: Breve Historia

por Escape Musical

Aunque el movimiento punk no fue una ilusión, varios artistas demostraron que el género existía de alguna manera mucho antes de los Ramones y los Sex Pistols.

En Estados Unidos, Iggy Pop y su banda The Stooges son considerados pioneros del género con su estética alborotada y ritmos contundentes.

Al otro lado del Atlántico, The Stranglers hicieron movimientos similares que fueron cruciales para la ola punk en el Reino Unido.

Novatos veteranos del punk

Es una imagen en blanco y negro que muestra a The Stranglers tocando en el escenario.

Aunque The Stranglers lanzaron su álbum debut, Rattus Norvegicus, en el apogeo del punk en 1977, la banda ya llevaba un tiempo en la escena.

En ese momento, el baterista Jet Black estaba cerca de los 40 años y el tecladista Dave Greenfield acababa de cumplir 28, con el vocalista Hugh Cornwell siguiendo de cerca.

The Stranglers eran una banda mucho más experimentada que sus contemporáneos, como los Sex Pistols y The Clash, e incluso habían inspirado a algunos de estos músicos en sus primeros años de pub rock.

“Ninguno de nosotros era realmente punk. Pero fue una oportunidad. ¿A quién le importa cómo nos llamen? Esta es nuestra oportunidad de entrar”, admitió Cornwell en una entrevista.

Con el guitarrista Jean-Jacques ‘JJ’ Burnel, que tenía formación clásica, en el bajo y el extraordinario tecladista, la banda podía distinguirse fácilmente de los torpes dedos de Sid Vicious.

“La necesidad de adoptar una pose apelaba a nuestra naturaleza provocativa”, agregó Cornwell. Tal vez fue justamente esa “naturaleza provocativa” de The Stranglers lo que inspiró a los Sex Pistols y The Clash.

“Steve [Jones] y Paul [Cook] solían venir a todos los shows, haciendo preguntas sobre cómo hacíamos las cosas”, reveló Cornwell.

Influencia en la escena

Continuando, recordó a un aspirante a roquero de pub llamado John Mellor, que frecuentaba los conciertos en el sur de Londres.

“Estaba llorando en el backstage después de un concierto. Dijo: ‘Quiero una banda como la tuya’. La semana siguiente, se cambió el nombre a Joe Strummer y formó The Clash”, comentó Cornwell.

Como luminarias de la ola punk, la influencia de The Stranglers no puede ser subestimada. Con su sonido virtuoso e instrumentalmente diverso, el grupo se unió a bandas como Talking Heads y Television como una de las primeras en liderar el camino hacia la era más estable del post-punk.

Los fans pueden considerar Rattus Norvegicus como la obra maestra general de The Stranglers y su lanzamiento más equilibrado, pero la banda mantuvo una forma impresionante durante finales de los años 70 y los 80, sin temer ampliar su alcance con influencias e instrumentos no convencionales.

Siguiendo el álbum marcadamente experimental The Gospel According to the Meninblack, The Stranglers volvieron al reconocimiento popular con La Folie en 1981.

“Golden Brown”

YouTube video

El álbum fue un hilo desigual de música new wave sombría destacada por las reflexiones en francés de Burnel en ‘La Folie’ y la pieza central de pop barroco, ‘Golden Brown’.

Aunque el resto del álbum coincidía con el estado de ánimo, ‘Golden Brown’ fue un rayo de originalidad. Con un ritmo de vals y la instrumentación de clavicordio de Greenfield, fue una adición refrescante pero altamente accesible al repertorio de The Stranglers y a la escena musical británica en ese momento.

Como recordó Burnel en una entrevista pasada, ‘Golden Brown’ fue un corte intencionalmente diferente. “Todo sobre esa canción realmente representaba que estábamos mandando al diablo a nuestros detractores”, afirmó.

Sorprendentemente, la disquera de la banda, EMI, no supo discernir las cualidades accesibles de la canción y aplicó frenos después de escuchar la grabación.

“Tuvimos que insistir en que se lanzara”, agregó Burnel. “Nos había absorbido EMI y pensaban que éramos horribles, y odiaban Golden Brown. Dijeron: ‘Esta canción, no se puede bailar, están acabados.’”

Éxito masivo

Por supuesto, la disquera estaba completamente equivocada sobre el sencillo. “Pensaron, es débil, va a morir, va a ahogarse en el tsunami de porquerías navideñas, pero no fue así”, continuó el bajista orgullosamente.

“Desarrolló vida propia. Se convirtió en un éxito mundial.” Un mes después de su lanzamiento en enero de 1982, ‘Golden Brown’ alcanzó el número dos en la lista de sencillos del Reino Unido y tuvo un buen desempeño en toda Europa.

La canción también encontró controversia tras su lanzamiento, siendo vista como una oda a la heroína. “‘Golden Brown’ funciona en dos niveles”, dijo Cornwell sobre sus letras.

“Es sobre la heroína y también sobre una chica. Esencialmente, las letras describen cómo ambos me proporcionaron momentos placenteros.”

Lo central en el peculiar atractivo de la canción era su ritmo de vals en compás ternario. Los tiempos están agrupados en tres, con el clavicordio de Greenfield añadiendo un tiempo extra para completar un movimiento de 13 tiempos.

En términos de compás, esto se traduce en tres compases de 3/4 seguidos de uno de 4/4. Se dice que el ritmo de vals está directamente inspirado en el clásico influyente de jazz ‘Take Five’ de Paul Desmond del legendario álbum Time Out de Dave Brubeck de 1959.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Logo de Escape Musical

En Escape Musical nuestra misión es sumergir a nuestros lectores en el apasionante mundo de la música de una manera informativa, inspiradora y entretenida. Nos esforzamos por crear un espacio virtual donde la música se convierte en una experiencia compartida que trasciende géneros y fronteras.

©2024 — Escape Musical. Página web desarrollada por WP Luis.