Inicio Música El Día que Paul McCartney Terminó en la Cárcel en Tokio

El Día que Paul McCartney Terminó en la Cárcel en Tokio

por Escape Musical

Un 16 de enero de 1980, Paul McCartney fue arrestado en Tokio, Japón, por ingresar poco más de 200 gramos de marihuana al país asiático.

Todo el mundo quedó atónito por esta acción, ya que el ex Beatle había batallado por años para obtener una visa de trabajo para actuar en Japón después de que Wings fuera rechazado en 1975 debido a sus anteriores arrestos por drogas.

McCartney no hizo ningún esfuerzo por ocultar la bolsa de plástico con la marihuana, simplemente la colocó entre su ropa en una maleta.

Los 11 conciertos de Wings, que serían la segunda etapa de una gira mundial, fueron cancelados rápidamente.

El Prisionero Número 22

La imagen muestra a Paul McCartney siendo escoltado por dos policías en Tokio, Japón.

McCartney, quien enfrentaba una sentencia de prisión de siete años, era conocido en el centro de detención como “Prisionero Número 22”.

Pasaba su tiempo en una pequeña celda ejercitándose y leyendo libros de ciencia ficción que le traía su esposa Linda.

En lugar de aceptar un trato especial, McCartney optó por bañarse con los otros prisioneros durante su estancia de nueve días tras las rejas.

George Harrison fue el único ex Beatle que se comunicó formalmente con los McCartney durante el incidente, enviando un telegrama internacional al Hotel Okura para Paul y Linda que decía:

Pensando en todos ustedes con amor. Mantengan alta su moral. Que pronto estén de regreso en casa. Dios los bendiga. Con amor, George y Olivia.

El rol de John Lennon y Yoko Ono

Según varias leyendas, John Lennon y Yoko Ono jugaron un papel crucial en el arresto y la liberación de McCartney.

Según un escenario, mientras se encontraba en la ciudad de Nueva York, Paul llamó a John para compartir la “marihuana explosiva” que había conseguido.

Lennon rechazó a McCartney, pero enfurecido porque los McCartney se quedarían en la Suite Presidencial del Hotel Okura (donde los Lennon se hospedaban cada verano), se quejó con Yoko.

Según varios allegados de Lennon, Yoko usó su influencia para alertar al departamento de aduanas sobre el contenido de la maleta de McCartney.

Otros creen que fue Yoko quien movió hilos para sacar a McCartney del lío y deportarlo, en lugar de ser encarcelado por el plazo completo de siete años que enfrentaba por tráfico de drogas.

McCartney fue liberado de la cárcel y deportado de inmediato el 25 de enero de 1980.

Nunca esperó que alguien abriera su maleta

La imagen muestra a Paul McCartney en el escenario con su banda Wings.

El legendario fotógrafo de rock Bob Gruen estaba con John Lennon y Paul McCartney en diciembre de 1975 cuando, durante un descanso en su gira “Wings Over The World”, los McCartney visitaron a los Lennon en el Dakota.

Gruen recordó que McCartney estaba molesto por la cancelación de sus fechas programadas recientemente en Japón después de que le negaran una visa de trabajo debido a cargos previos por posesión de marihuana:

Paul decía cuánto esperaba volver, y por eso me sorprendió mucho cuando finalmente consiguió permiso para hacerlo que llevara consigo una bolsa de marihuana en la maleta. Recuerdo que una vez le pregunté a John, ‘¿Cómo pudo hacer eso?’, y John simplemente dijo: ‘Bueno, como Beatle, nunca esperó que alguien abriera su maleta. Jamás había pasado’.

El incidente de Tokio décadas después

McCartney reexaminó el incidente de Tokio décadas después mientras compilaba el documental Wingspan de 2001:

Mirando hacia atrás desde esta perspectiva, no puedo creer que lo haya hecho. Es ridículo, ¿sabes?, y esto se refleja en la película, porque dedicamos un segmento a eso. Cuando veo al tipo de aduanas abriendo mi maleta y sacando esa enorme cantidad de marihuana. No sé qué pasaba por mi cabeza, para serte honesto, y me da escalofríos ver ese segmento.

Se le preguntó si subconscientemente podría haber querido ser arrestado:

Creo que, psicológicamente, podría haber sido eso. Podría haber tenido algo que ver con eso, porque creo que estaba listo para salir de Wings. Creo también, lo que es más importante, que realmente no habíamos ensayado mucho para esa gira. No puedo creer que me haya hecho arrestar y pasar nueve días en la cárcel solo para salir de una banda. Hay formas más fáciles de hacerlo que esa. También tener que pagar un millón de libras a los promotores por incumplimiento.

El autor Christopher Sandford, quien escribió la biografía de 2004, McCartney, considera que el arresto de Japón básicamente terminó con la carrera en vivo de Wings:

Reflexionó en esa celda. Sé también que a Linda no le gustaba mucho salir de gira. Sospecho que probablemente se sentó con él cuando llegaron a casa después de ese calvario, y dijo ‘¿Qué demonios estamos haciendo aquí? No necesitamos el dinero, los niños no necesitan hacer esto, volvamos a la granja’.

No fue su único encuentro con la ley

La imagen muestra a Paul McCartney tras ser liberado de prisión en Japón.

El arresto de McCartney en Japón en 1980 por posesión de marihuana no fue su único o último encuentro con la ley.

En 1984, McCartney fue arrestado por posesión dentro de su villa en un resort de Barbados después de comprar marihuana en la playa.

Fue el cuarto arresto de McCartney relacionado con la marihuana, habiendo sido arrestado dos veces por posesión en 1972.

Una vez después de que le enviaran marihuana mientras estaba de gira en Suecia, y nuevamente ese mismo año por cultivar la hierba en su granja escocesa.

En ese momento, McCartney les dijo a las autoridades que le habían dado semillas sus fans y que desconocía que eran ilegales.

McCartney solo tuvo un encuentro con la marihuana en Estados Unidos. En 1975, mientras conducían en Los Ángeles, los McCartney fueron arrestados por posesión de marihuana después de pasar por un semáforo en rojo, con el auto casi completamente lleno de humo.

Linda, que era ciudadana estadounidense, le dijo a la policía que la marihuana era suya, y fue arrestada y multada posteriormente.

Secuelas

Después del arresto de 1980 en Japón, McCartney canceló todas las fechas programadas del grupo y en mayo lanzó McCartney II, su primer álbum en solitario en una década.

Wings grabó de manera esporádica en 1980, poniendo los toques finales a un álbum de tomas no lanzadas titulado Cold Cuts.

También celebraron dos sets de ensayos en julio y octubre para un álbum que iba a ser producido por el productor de los Beatles, George Martin.

Para decepción del grupo, cuando McCartney y Martin comenzaron las sesiones de ese otoño para el álbum Tug of War, McCartney estaba grabando como solista.

Wings fue oficialmente disuelto después de la partida del cofundador Denny Laine en abril de 1981. McCartney regresó a Japón como solista en 1990, 1993, 2002, 2013, 2015, 2017 y 2018.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Logo de Escape Musical

En Escape Musical nuestra misión es sumergir a nuestros lectores en el apasionante mundo de la música de una manera informativa, inspiradora y entretenida. Nos esforzamos por crear un espacio virtual donde la música se convierte en una experiencia compartida que trasciende géneros y fronteras.

©2024 — Escape Musical. Página web desarrollada por WP Luis.