Inicio Reviews Sennheiser HD 280 Pro: Review Completa

Sennheiser HD 280 Pro: Review Completa

por Escape Musical

Los audífonos de estudio son una herramienta esencial para cualquier productor, ingeniero o músico que quiera escuchar su trabajo con la mayor fidelidad y detalle posible.

Sin embargo, elegir el par adecuado puede ser una tarea difícil, ya que hay muchos factores a considerar, como la calidad de sonido, la comodidad, la durabilidad y el precio.

En este artículo, voy a analizar los audífonos de estudio cerrados Sennheiser HD 280 Pro, uno de los modelos más populares y controvertidos del mercado.

¿Qué tienen de especial estos audífonos? ¿Qué ventajas y desventajas ofrecen? ¿Para quién son los más adecuados? Estas son algunas de las preguntas que intentaré responder en esta reseña.

Veredicto sobre los HD 280 Pro

No son los audífonos más precisos, y tampoco son los más cómodos, pero los Sennheiser HD 280 Pro se han ganado su lugar como un estándar de la industria de todos modos.

Cuando se trata de claridad en los medios y cancelación de ruido para grabar, los Sennheiser son una opción fenomenal, y por su precio son una opción excelente.

Potencia y respuesta de frecuencia

La foto muestra a los Sennheiser HD 280 Pro en acción

Los HD 280 Pro tienen una impresionante respuesta de frecuencia de 8 Hz – 25 kHz. Sin embargo, a pesar de su extensión en los graves, el bajo no es tan prominente como uno podría esperar.

Hay un corte de -5 dB desde alrededor de 50-100 Hz, así que mientras que todavía podrás escuchar los armónicos del bajo y el bombo, el cuerpo completo del extremo bajo estará atenuado por un gran margen.

El punto fuerte de los HD 280 Pro se encuentra alrededor de 180-700 Hz, haciendo que las voces y las cuerdas altas suenen fenomenalmente claras.

El extremo alto está lleno de inconsistencias, sin embargo. Al haber una ligera caída alrededor de 2-8 kHz, los instrumentos que ocupan esta parte del registro superior se mezclarán.

Esto es algo esperado de un par de audífonos en este rango de precio, y para ser sincero, el rango medio es el aspecto más importante de la mezcla para clavar. Así que, aunque estos no son unos audífonos de estudio perfectos por ningún estándar, son lo suficientemente buenos para la mayoría de los escenarios.

Calidad de construcción

La foto muestra a los Sennheiser HD 280 Pro sobre una mesa

Los Sennheiser están hechos de un plástico denso, lo que los hace bastante resistentes al desgaste y al estrés físico accidental.

Un defecto importante que solían tener estos audífonos era la falta de un cable desmontable. Hoy en día, los audífonos con cables reemplazables se han convertido en el estándar, ya que los cables suelen ser lo primero que se estropea con cualquier nueva compra.

En la nueva generación de los HD 280 Pro este problema ha sido solucionado y ahora cuentan con esta opción.

Dicho esto, el cable es bastante sólido y debe durarte varios años aun con uso diario y no tan delicado. El cable de mis HD 280 Pro se ha mantenido prácticamente intacto desde que los tengo (más de 10 años).

Igual es una excelente noticia que ahora podrás remplazarlo en un futuro de ser necesario.

Comodidad

Estos audífonos son adecuados en términos de comodidad. Los auriculares son lo suficientemente grandes, pero encontré que el acolchado era bastante delgado.

El problema principal en términos de comodidad con estos audífonos es que la diadema es bastante apretada.

Si bien lo ajustado puede ser un plus para ciertas tareas (por ejemplo, será difícil que se te desacomoden o caigan), después de una sesión larga tus orejas sin duda sufrirán las consecuencias, sobre todo si eres de cabeza grande como un servidor.

Estabilidad

Los HD 280 Pro no se deslizan tan fácilmente de la cabeza, pero no se recomiendan para hacer ejercicio u otras actividades físicas intensas.

Cancelación y aislamiento de ruido

La foto muestra a los Sennheiser HD 280 Pro sobre una bocina

La cancelación de ruido es uno de los puntos fuertes de los HD 280 Pro. No hay cancelación activa en el extremo bajo, así que los coches y trenes que pasan probablemente opacarán lo que estés escuchando.

Sin embargo, en el rango medio, pueden aislar por un poco más de 11 dB, mientras que para el extremo alto casi 30 dB. En otras palabras, estos audífonos son fenomenales para grabar.

Accesorios

No hay muchos accesorios que mencionar aquí. Al comprar los Sennheiser HD 280 Pro recibirás los audífonos, un adaptador de 1/8 a 1/4 de pulgada y el manual.

Si bien la falta de más accesorios no es un deal-breaker, hubiera estado bien ver una funda para llevarlos (y un cable de repuesto, aunque este viene incluido en un paquete más costoso).

Comparados con otros audífonos de estudio

Aunque los Sennheiser HD 280 Pro pueden ser los audífonos de monitor perfectos para ti, aquí hay algunas otras opciones a considerar como alternativa.

Sennheiser HD 280 Pro vs Audio-Technica ATH-M40x

Los ATH-M40x son ligeramente más precisos que los Sennheiser, pero no por mucho. Los Audio-Technica son sin duda más cómodos, y tienen mucho más bajo. Tienen mucha fuga de sonido, así que ten cuidado al usarlos para grabar.

Sennheiser HD 280 Pro vs Sony MDR-7506

Aunque los MDR-7506 han mantenido su lugar como un estándar de la industria por décadas, no están exentos de defectos.

Los Sony son generalmente mejores para mezclar, pero los HD 280 Pro los superan en términos de claridad. El intercambio aquí es por supuesto la comodidad, en cuyo caso los Sony son los claros ganadores.

Sennheiser HD 280 Pro vs Beyerdynamic DT 770 Pro

Los Beyerdynamic son mucho más cómodos y mucho mejores para mezclar y masterizar en mi opinión. Si puedes, consigue los DT 770 Pro.

¿Para quién son los mejores los audífonos Sennheiser HD 280 Pro?

Debido a su bajo precio y buena claridad en los medios, los HD 280 Pro son una buena opción para los productores principiantes que buscan un conjunto de audífonos de estudio con un presupuesto limitado.

Conclusión

Después de probar los audífonos Sennheiser HD 280 Pro, puedo decir que son unos audífonos decentes, pero no perfectos.

Tienen sus puntos fuertes, como la claridad en los medios, la cancelación de ruido y el precio asequible, pero también tienen sus debilidades, como la comodidad, el diseño y la precisión en los graves y los agudos.

Creo que son una buena opción para los productores principiantes que buscan unos audífonos de estudio económicos y eficaces para grabar, pero no los recomendaría para mezclar o masterizar, ya que hay opciones mejores y más cómodas en el mercado.

Los Sennheiser HD 280 Pro son unos audífonos que han ganado su lugar como un estándar de la industria, pero que no son para todos.

PUBLICACIONES SIMILARES

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Logo de Escape Musical

En Escape Musical nuestra misión es sumergir a nuestros lectores en el apasionante mundo de la música de una manera informativa, inspiradora y entretenida. Nos esforzamos por crear un espacio virtual donde la música se convierte en una experiencia compartida que trasciende géneros y fronteras.

©2024 — Escape Musical. Página web desarrollada por WP Luis.