Inicio Música Layne Staley: El Trágico Final del Líder de Alice in Chains

Layne Staley: El Trágico Final del Líder de Alice in Chains

por Escape Musical

A finales de los años 80 y principios de los 90, parecía siempre que Alice in Chains, liderado por el excepcional vocalista Layne Staley, estaba en un viaje que los diferenciaba del resto.

Su música era una inmersión profunda en el mundo interior de Layne Staley. Esas luchas inquietantes y demonios personales proporcionaron la materia prima para algunas de sus canciones más inolvidables.

Cuando escuchas álbumes como Dirt en 1992, Jar of Flies en 1994 y su disco homónimo poco después, no solo estás escuchando música, estás ingresando al campo de batalla emocional de Layne Staley.

Pero la historia de Staley iba más allá de la música. Fue una montaña rusa, como ganar el premio mayor de niño y luego soportar años de batallas implacables.

Hoy, nos sumergimos en la vida de Layne Staley, una leyenda musical cuya historia nos recuerda las increíbles vueltas que puede dar la vida.

Quién era Layne Staley

Es una imagen del líder de Alice in Chains cantando en vivo.

Layne Staley nació el 22 de agosto de 1967 en el Hospital Overlay en Bellevue, Washington. Sus padres, Philip Staley y Nancy Elizabeth Staley, tenían grandes esperanzas para su joven hijo.

Pero había algo en Layne que quería cambiar desde temprana edad: su segundo nombre, Rutherford. Realmente no le gustaba e incluso se molestaba cuando alguien lo llamaba así.

Durante su adolescencia, decidió cambiarlo legalmente a Thomas, inspirado por Tommy Lee, el baterista de Mötley Crüe.

La música estaba en la sangre de Layne Staley desde muy joven. A los dos o tres años, se unió a una banda de ritmo en Bellevue y fue el miembro más joven del grupo.

A los nueve años, ya soñaba con ser cantante. Sin embargo, la infancia de Layne no estuvo libre de desafíos. A los siete años, sus padres se divorciaron, y desde entonces, fue criado por su madre y su padrastro Jim Elmer.

Durante su tiempo en la escuela secundaria Meadowdale en Linwood adoptó el apellido de su padrastro por un tiempo y se llamó Layne Elmer.

Las influencias de Staley

YouTube video

El viaje musical de Layne despegó gracias a la colección de discos de sus padres, que lo introdujo a bandas como Black Sabbath y Deep Purple.

También tenía amor por actos de hard rock y metal como The Stooges, Anthrax, Judas Priest, Saxon, Rainbow y Merciful Fate, así como el glam rock de Twisted Sister y el icónico Van Halen.

Además, actos de new wave e industrial como Ministry, The Lords of the New Church y Skinny Puppy dejaron una marca significativa en su gusto musical.

Sus mayores ídolos eran el legendario Prince y el icónico David Bowie. A los 12 años, Layne comenzó a tocar la batería.

Mientras tocaba en bandas de glam durante su adolescencia, estaba decidido a convertirse en cantante. En 1984, se unió a una banda llamada Sleze, junto con otros estudiantes de Shorewood High.

El nacimiento de Alice In Chains

Este grupo incluiría más tarde a futuros miembros de Dehumanizers y Second Coming. En 1985, Layne Staley y su banda Sleze hicieron una aparición en Father Rock, una película de bajo presupuesto presentada en el canal de acceso público de Seattle.

Al año siguiente, Sleze se transformó en Alice in Chains, una banda conocida por su estilo único de vestirse de mujer y tocar speed metal.

Se hicieron un nombre interpretando versiones de canciones de Slayer y Armored Saint en el área de Seattle.

Layne conoce a Jerry Cantrell

Layne Staley conoció al futuro guitarrista, coautor y amigo en Alice In Chains, Jerry Cantrell, en una fiesta en Seattle en 1987.

Cantrell ya había quedado impresionado por la voz de Staley cuando lo vio actuar con su banda Alice in Chains en vivo.

Cantrell pasaba por un momento difícil e incluso estaba sin hogar, Layne lo invitó a vivir con él en el Music Bank, donde trabajaron y vivieron como compañeros de cuarto durante más de un año.

Alice in Chains eventualmente se desbandó, y Staley se unió a una banda de funk que necesitaba un guitarrista.

Le pidió a Cantrell que se uniera como músico acompañante, pero Cantrell aceptó solo si Layne se unía a su propia banda, que incluía al baterista Sean Kinney y al bajista Mike Starr.

El nacimiento del verdadero Alice In Chains

Es una imagen de la banda de grunge Alice in Chains

De manera algo inusual, Cantrell audicionó a un grupo de cantantes pésimos frente a Layne Staley para hacerle entender que debería unirse a su banda.

El punto de quiebre fue cuando audicionaron a un stripper masculino, y Staley decidió unirse a ellos como vocalista principal.

Cantrell admiraba la voz de Layne, y formaron una banda que pasó por varios cambios de nombre, como Fuck y Diamond Lie, antes de establecerse como Alice in Chains.

Staley recibió permiso de sus antiguos compañeros de banda para usar el nombre. Alice in Chains llamó la atención de un promotor local, Randy Hauser, quien se ofreció a pagar las grabaciones de demostración.

Las primeras grabaciones de la banda

YouTube video

Desafortunadamente, sus planes se frustraron cuando el estudio en el que debían grabar fue cerrado durante una importante redada de cannabis.

Sin embargo, su demo, las Tree House Tapes, finalmente llegó a los managers de música Kelly Curtis y Susan Silver, quienes los presentaron a Columbia Records. Firmaron con ellos en 1989.

En 1990, Alice in Chains lanzó su álbum debut, “Facelift”, que incluía el exitoso sencillo “Man in the Box”, coescrito por Layne Staley. El éxito del álbum estableció su estilo característico y preparó el escenario para su carrera.

Su siguiente lanzamiento, el EP acústico “Sap” en 1992, mostró su versatilidad, y la banda incluso hizo una aparición en la película “Singles” de Cameron Crowe.

En 1992, también lanzaron su aclamado álbum “Dirt”, que se convirtió en su más exitoso y fue certificado como cuádruple platino.

Los problemas de drogas en la banda

Durante una gira por Brasil en 1993, Staley salvó la vida de Mike Starr después de una sobredosis. A medida que avanzaba su carrera, Staley comenzó a contribuir más letras a las canciones de la banda, abordando temas personales como el consumo de drogas y la depresión.

A pesar de sus luchas contra la adicción, la banda continuó haciendo música, lanzando “Jar of Flies”, que se convirtió en el primer EP en debutar en el número uno en las listas en 1994.

La vida personal de Staley se vio empañada por su batalla contra la adicción, y su consumo de drogas comenzó a afectar su condición física.

Ingresó a programas de rehabilitación a principios de la década de los noventa, pero mantenerse limpio resultó todo un reto para el cantante.

Incluso el manager de la banda contrató guardaespaldas para alejarlo de las drogas durante las giras.

La muerte de Demri Parrott

Es una imagen de Layne Staley y su novia Demri Parrott.

Layne conoció a Demri Lara Parrott en 1988 en una tienda donde ella trabajaba. El par comenzó una relación sentimental que duraría por varios años.

Parrott era el amor de la vida de Layne, su “alma gemela”. Su musa artística y también su compañera en el viaje infernal de las drogas. En 1992 se comprometieron para casarse, pero la boda nunca se llevó a cabo.

La vida de Demri Parrott terminó trágicamente cuando ella murió por una sobredosis en 1996. Esta pérdida afectó profundamente a Staley, sumiéndolo en una profunda depresión.

Muchos consideran este momento como el punto de quiebre de Staley. El momento en el que su propia vida terminó, a pesar de que siguió viviendo algunos años más.

Años finales de Layne

En 1997, Staley asistió a los premios Grammy con el resto de la banda, pero su salud se había deteriorado significativamente.

Informes sobre su aislamiento y su declive físico circularon, y rara vez abandonaba su condominio en Seattle.

Comenzó a grabar con el supergrupo Class of 99, pero sus apariciones se volvieron cada vez más esporádicas.

La madre y amigos de Staley intentaron mantener contacto con él, pero su adicción y reclusión lo hicieron difícil.

La última aparición pública

La imagen muestra a Layne Staley en una de sus últimas fotos tomada en 1999.

En medio de sus luchas, hizo su última aparición pública en un concierto de Jerry Cantrell en 1998, negándose a cantar en el escenario.

A pesar de los esfuerzos de amigos y compañeros de banda por ayudarlo, la batalla de Staley contra la adicción finalmente cobró su precio.

Su apariencia física se deterioró notablemente, con pérdida de peso, piel pálida y severa demacración. Se alejó de sus amigos y compañeros de banda, quienes intentaron repetidamente llevarlo a rehabilitación sin éxito.

En los últimos años de su vida, Staley permaneció recluso, y su batalla contra la adicción se volvió cada vez más complicada.

Sus amigos y familiares observaron impotentes mientras se sumergía más en el aislamiento y la adicción, lo que finalmente llevó a su trágico fin.

La muerte de Layne Staley

El 19 de abril de 2002, se realizó una llamada al 9-1-1. La madre de Layne Staley, Nancy McCollum, no había tenido noticias de su hijo en unas dos semanas.

Sus contadores también notaron que no se había retirado dinero de su cuenta bancaria durante ese tiempo.

Juntos, con su ex esposo Jim Elmer, fueron a la casa de Layne. Cuando llegaron, se encontraron con una vista desgarradora.

Layne Staley, que alguna vez midió más de 1.80 metros de estatura, ahora pesaba apenas unos 40 kilos. Su cuerpo había comenzado a descomponerse, y los forenses tuvieron que usar registros dentales para confirmar su identidad.

La autopsia y el informe toxicológico mostraron que Layne había fallecido por una mezcla letal de heroína y cocaína, comúnmente conocida como “speedball“.

Su muerte se determinó que ocurrió dos semanas antes de que se encontrara su cuerpo el 5 de abril. Casualmente, el mismo día en que su colega leyenda del grunge Kurt Cobain había muerto ocho años antes, su muerte fue considerada accidental.

Reacción de la banda

La noticia del fallecimiento de Layne Staley afectó profundamente a sus compañeros de Alice in Chains. Expresaron su dolor y amor por su amigo, destacando su sentido del humor, humanidad y la inspiración que proporcionó.

Reconocieron su genio musical y cómo había regalado al mundo una gran música. Un memorial informal para Staley tuvo lugar el 20 de abril de 2002 en el Seattle Center.

Fans y amigos asistieron, incluidos los miembros de la banda, Jerry Cantrell, Mike Starr, Mike Inez y Sean Kinney, así como Chris Cornell de Soundgarden.

El funeral de Layne

YouTube video

El cuerpo de Layne fue cremado, y se realizó un servicio conmemorativo privado el 28 de abril de 2002, en Bainbridge Island en el Puget Sound de Washington.

Al servicio asistieron familiares, amigos y personalidades de la música, incluidas Anne y Nancy Wilson de Heart.

Rindieron homenaje a Layne con actuaciones conmovedoras, cantando canciones como “Wild Horses” de The Rolling Stones y “Sand” de The Love Mungers.

Después del fallecimiento de Staley, Alice in Chains permaneció inactivo durante algún tiempo, ya que la pérdida fue profundamente sentida por los miembros de la banda.

Sin embargo, en 2005, Cantrell, Kinney e Inez se reunieron para un concierto benéfico. Varios vocalistas ocuparon el lugar de Layne, y la respuesta positiva los animó a reunirse formalmente en 2006.

William DuVall de Comes With The Fall se unió como vocalista, rindiendo homenaje al legado de Staley y contribuyendo a la nueva música de la banda.

Jerry Cantrell dedicó su álbum solista “Degradation Trip” a la memoria de Staley. Cantrell también adoptó a la gatita de Layne, Sadie, quien vivió con el guitarrista y su familia hasta su muerte en 2010 a la edad de 18 años.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Logo de Escape Musical

En Escape Musical nuestra misión es sumergir a nuestros lectores en el apasionante mundo de la música de una manera informativa, inspiradora y entretenida. Nos esforzamos por crear un espacio virtual donde la música se convierte en una experiencia compartida que trasciende géneros y fronteras.

©2024 — Escape Musical. Página web desarrollada por WP Luis.