Inicio Guías Qué Tanto Tiempo Lleva Aprender a Leer Partituras

Qué Tanto Tiempo Lleva Aprender a Leer Partituras

por Escape Musical

Se tarda unos meses en aprender las nociones básicas de la notación musical. Sin embargo, te puede llevar de dos a tres años poder dominar la lectura de música más difícil o el solfeo, que es la capacidad de leer y tocar cualquier pieza musical sin preparación previa.

Para muchas personas, aprender a leer partituras es un reto que les impide aprender sus instrumentos favoritos. Las diferentes notaciones son confusas con todas sus notas y marcas onduladas, a primera vista parecen escritas en un idioma extraterrestre.

En realidad, aprender a leer partituras es más fácil de lo que crees. Incluso puedes enseñarte a ti mismo los conceptos básicos de las partituras. No necesitas un maestro a tu lado.

Esto se debe a que, a diferencia de tocar piezas donde necesitas un maestro para asegurar una técnica de ejecución adecuada, las notaciones están escritas en papel para que puedas aprender a leerlas tú mismo.

Aprender los conceptos básicos es fácil para el principiante promedio. Las partituras están diseñadas de forma intuitiva. Una vez que entiendes lo básico, puedes aprender notaciones adicionales cuando las veas en diferentes partituras.

Si tienes problemas para aprender a leer partituras, ¡no te preocupes! Aquí te dejo mis 7 consejos para que puedas aprender a leer partituras sin esfuerzo:

Qué es la partitura musical

Imagen de partitura musical en blanco y negro

Las partituras musicales son una forma de representar e indicar cómo debe interpretarse una composición musical, mediante un lenguaje propio formado por signos musicales y el llamado sistema de notación.

Las partituras pueden ser utilizadas como una grabación, una guía, o un medio para tocar canciones o piezas musicales.

Las partituras permiten a los músicos que son capaces de leerlas tocar piezas incluso si jamás han tocado una nota de estas.

Las partituras pueden tener diferentes elementos, como el título, el nombre del compositor o escritor, la letra, la melodía, el ritmo, los acordes, las indicaciones de tempo, dinámica, articulación y expresión.

También pueden tener diferentes tipos, según el número y la disposición de las líneas que forman el pentagrama, el conjunto de instrumentos o voces que intervienen en la obra, o el grado de detalle que contienen.

Cómo aprender a leer partituras

Las partituras pueden parecer intimidantes e incluso imposibles de comprender para una persona que no está familiarizada con ellas.

La realidad es que casi cualquier persona puede aprenderlas y, de hecho, aprender los conceptos básicos no debe llevarte mucho tiempo. Puede que aprendas algunos conceptos básicos el mismo día que inicias esta aventura.

A continuación, te contaré sobre algunas estrategias que puedes seguir para facilitar el aprendizaje de lectura de partituras:

1. Aprende lo básico con libros de música infantiles

Los libros infantiles son la mejor manera de aprender a leer partituras, especialmente si eres un principiante sin experiencia previa con ningún instrumento.

Estos libros deben explicar las diferentes notaciones de las partituras y cómo funcionan juntas para que incluso un niño pueda entenderlas.

Por eso, los libros de música infantiles organizan su contenido de forma intuitiva para que uses los conceptos que acabas de aprender como bloques de construcción para aprender nuevos conceptos.

También explican los conceptos de una manera fácil de entender y te permiten aplicar lo que acabas de aprender dándote ejercicios cortos para tocar en el piano.

Cuando empecé a aprender piano en mi adolescencia, mi maestro me enseñó lo básico usando estos libros infantiles durante los primeros meses.

Disfruté pasando por estos libros porque son fáciles de entender y podía acelerar el ritmo e ir por el libro solo en mi tiempo libre.

2. Crea el hábito de practicar diariamente

Mujer leyendo partitura musical

Seguro habrás escuchado el proverbio: “La práctica hace al maestro”, y por mucho que nos cansemos de escucharlo, es cierto.

Si quieres aprender rápidamente a leer partituras, prepárate a dedicar más días a lograr tu objetivo. Es más importante practicar todos los días (o los más días que te sean posibles) que practicar mucho tiempo.

Por ejemplo, te será de más provecho practicar de 10 a 15 minutos diarios por 5 días a la semana que hacerlo por 2 horas una vez a la semana.

Así que empieza por practicar al menos 10 minutos al día para crear un hábito. Una vez que te ajustes, aumenta el tiempo de práctica a 20, luego 30 minutos, etc.

3. Di en voz alta las notas mientras practicas

Uno de los aspectos más importantes para aprender a leer partituras es saber qué notas se encuentran en cada sección del pentagrama. Es super importante que aprendas de memoria dónde se encuentra cada nota.

Uno de los trucos más útiles para memorizar la ubicación de cada nota es diciéndolas en voz alta a como las vas tocando.

Será incómodo al principio decir las notas en voz alta mientras tocas, pero si quieres aprender rápidamente a leer partituras, esta es la forma de hacerlo.

4. Trucos mnemotécnicos

Los trucos mnemotécnicos son excelentes para aprender cada nota en el pentagrama. Para recordar el orden de las líneas del pentagrama en clave de G (Sol), de abajo hacia arriba: E (Mi), G (Sol), B (Si), D (Re), F (Fa), puedes recordar la frase ” Este Gato Baila Diariamente Flamenco”.

Para los espacios, de abajo hacia arriba: F (Fa), A (La), C (Do), E (Mi), puedes usar la frase “Fascinantes Aventuras Conquistan Emociones”.

Puedes idear tus propias frases y puedes crear las frases usando la notación silábica (Do, Re, Mi, Fa, etc.) si lo prefieres. La notación alfabética (A, B, C, D, etc.) suele ser más sencilla para crear frases mnemónicas.

Dependiendo de cómo entiendas la notación musical una puede ser más útil que la otra.

5. Divide la partitura en partes más pequeñas

Cuando practiques las partituras, si te resulta difícil aprender todo de una vez, divídela en partes más pequeñas y practica cada una.

Así que en vez de aprender todo al mismo tiempo, intenta practicar dos compases cada uno y apréndelos, luego pasa a los siguientes dos compases. Esta estrategia hará que aprender cualquier pieza nueva sea más fácil y rápido.

Además, si tienes problemas para tocar con ambas manos simultáneamente, practica cada mano (y cada clave en consecuencia) por separado. Una vez que sientas comodidad, combínalas y toca con ambas manos.

Toca piezas completas para practicar lo que has aprendido

Violín sobre partitura musical

Una vez que hayas pasado por los libros y hayas dominado lo básico, es hora de aplicar lo que has aprendido tocando piezas completas.

La mejor manera de recordar las diferentes notaciones musicales es usándolas, obvio. Te recomiendo aprender piezas de música clásica porque generalmente son mejores para desarrollar técnicas de piano.

No intentes aprender piezas difíciles, aunque sean tus favoritas. Es mejor empezar con piezas más sencillas antes de pasar a piezas más difíciles, ya que así desarrollarás tus habilidades más eficientemente.

Conceptos básicos

Una vez que tengas una base sólida de los conceptos básicos de las partituras, es hora de aplicar ese conocimiento tocando piezas musicales completas.

Por supuesto, como las piezas más difíciles tienen partituras más difíciles, tendrás que dedicar más y más tiempo a medida que aumente la dificultad.

Así que no esperes pasar de poder leer “Estrellita Dónde Estás” a la “Sonata Claro de Luna” de Beethoven (considerada una de las piezas más difíciles para piano) en un mes.

Así pues, se tarda al menos dos años en tocar y practicar para estar familiarizado y cómodo con la lectura de partituras. Pero una vez que llegues a ese punto, no te sentirás intimidado ni desanimado por ninguna nueva partitura.

Qué es el Solfeo

Mujer leyendo partitura mientras toca guitarra

Por otro lado, tenemos el solfeo. Normalmente, cuando aprendemos una pieza nueva, sobre todo una difícil, tenemos que leer la partitura y asegurarnos de que estamos tocando la nota correcta en el piano u otros instrumentos.

Después de muchas sesiones de práctica, memorizamos la pieza y podemos tocarla usando la memoria muscular a partir de ese momento.

El solfeo es la capacidad de leer y tocar simultáneamente cualquier pieza musical sin preparaciones previas. Si te suena difícil, es porque lo es.

El solfeo es una habilidad que también necesita años de práctica para dominarse, e incluso así, todavía es imposible solfear piezas más avanzadas.

Por eso muchos recomiendan solfear piezas 2-3 niveles por debajo de lo que puedes tocar actualmente cuando practicas el solfeo.

Factores que determinan la rapidez con la que una persona aprende a leer partituras

Hay muchos factores que afectan la rapidez con la que una persona aprende a leer partituras, como el tiempo que puede invertir, su experiencia musical, su objetivo y su motivación, etc.

Mientras puedas mirar atrás algunos meses y notar con confianza que has mejorado, vas por buen camino y seguirás mejorando, independientemente del tiempo que tardes.

Tómalo con calma y disfruta del proceso a menos que tu intención sea la de convertirte en un músico profesional o si tienes que pasar algún examen.

Por qué vale la pena aprender a leer partituras

Independientemente del tiempo que te tardes en aprender a leer partituras, siempre vale la pena. Saber leer partituras te permitirá aprender a tocar cualquier pieza más fácilmente.

Puedes componer tu propia música para expresar tu creatividad. Saber leer partituras también mejora tus habilidades como músico, junto con muchos más beneficios.

Además, al aprender a leer partituras cada vez más difíciles, obtienes un reto y una meta hacia la que trabajar. A veces será frustrante, pero la satisfacción que obtienes al terminar hace que valga la pena.

Conclusión

Aprender a leer partituras puede parecer un reto imposible al principio, pero con estos consejos podrás dominarlas en poco tiempo.

Lo importante es practicar de forma consistente y divertida, usando libros de música infantiles, trucos mnemotécnicos, ejercicios de lectura en voz alta y piezas completas.

Recuerda que las partituras son solo una herramienta para expresar tu musicalidad, así que no te desanimes si te cuesta al principio. Con paciencia y perseverancia, pronto podrás leer partituras como un profesional.

PUBLICACIONES SIMILARES

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Logo de Escape Musical

En Escape Musical nuestra misión es sumergir a nuestros lectores en el apasionante mundo de la música de una manera informativa, inspiradora y entretenida. Nos esforzamos por crear un espacio virtual donde la música se convierte en una experiencia compartida que trasciende géneros y fronteras.

©2024 — Escape Musical. Página web desarrollada por WP Luis.