Inicio Música Monsters of Rock: Recordando el Legendario Concierto en la Unión Soviética

Monsters of Rock: Recordando el Legendario Concierto en la Unión Soviética

por Escape Musical

El 28 de septiembre de 1991, el Aeródromo de Tushino en Moscú albergó el festival internacional de música Monsters of Rock.

AC/DC, Metallica, los Black Crowes y Pantera actuaron, mientras que la banda de metal Electro Shock Therapy representó a la Unión Soviética.

El evento atrajo extraoficialmente a más de 1.6 millones de personas, convirtiéndose en el concierto de rock más grande en la historia tanto de la URSS como de la Federación Rusa, y en el concierto de rock pesado con más asistencia en el mundo.

También hubo violentos enfrentamientos entre el público, la policía e incluso el ejército, que fue convocado de áreas vecinas para mantener el orden.

Los vientos del cambio

La imagen muestra a Boris Yeltsin frente a una multitud de personas.

En septiembre de 1991, los fans de la música en Moscú se preparaban para el concierto más improbable de sus vidas: The Rolling Stones, U2, Bob Dylan, Eurythmics y Peter Gabriel, entre otros músicos de clase mundial, pronto se presentarían en la capital rusa.

Y estaban programados para tocar en el mismo evento: un “festival internacional de libertad” para celebrar la reciente victoria de la democracia sobre el Comité Estatal de Emergencia en el fallido Putsch de agosto.

Uno de los primeros músicos en expresar su apoyo a los “defensores de la Casa Blanca rusa” fue Mick Jagger, vocalista de los Rolling Stones.

El crítico de música soviético Artemy Troitsky (que ya había publicado varios libros en Occidente en ese momento) recibió una carta de Jagger “celebrando el impresionante triunfo de Boris Yeltsin”.

Durante el intento de golpe, Troitsky fue quien más se mantuvo en contacto con celebridades extranjeras y negoció su viaje a Moscú.

Después de la crisis, Troitsky supuestamente dijo: “El apoyo de Mick significa más para los jóvenes soviéticos que la promesa de cualquier político”.

Se cae el festival de la libertad

Sin embargo, a mediados de septiembre, la lista de actos confirmados para el festival se redujo significativamente y el evento en sí se pospuso al menos una semana.

Varios días después, los planes para un masivo concierto de rock en el Estadio Luzhniki o en la Plaza Manezhnaya se derrumbaron por completo cuando los organizadores no pudieron finalizar acuerdos con ninguno de los artistas anunciados.

Paralelamente a Troitsky, el director de BIZ Enterprises, Boris Zosimov, y su socio comercial, Eduard Ratnikov, estaban trabajando en su propio festival de rock.

Este era su segundo proyecto musical conjunto tras el Putsch. A fines de agosto de 1991, organizaron un gran concierto televisado con actuaciones de A-Studio y Moral Code X, entre otros.

Monsters of Rock

La imagen muestra al público durante el evento de Monster of Rock en Donington en el Reino Unido.

Monsters of Rock se celebró en Inglaterra y en otros países entre 1980 y 2016. La mayoría de los actos en este festival tocaban hard rock, heavy metal o thrash.

En 1991, Monsters hizo una gira por Europa con varios de los actos más importantes del rock pesado. Ese año, el 12º y último espectáculo estaba programado para tener lugar en Moscú.

Según el relato de Ratnikov, fue Tristan Dale (un diplomático y empresario estadounidense conocido tanto por Yeltsin como por la gerencia de Time Warner) quien se puso en contacto con él.

Dale le ofreció a Zosimov la oportunidad de liderar el proyecto en Rusia. “Time Warner quería darles a los jóvenes soviéticos privados de libertad y democracia el concierto como un regalo”, explicó Ratnikov.

Unos días después, el gerente de producción Jake Berry (quien había coordinado algunos de los espectáculos más conocidos de Madonna y U2 en ese momento) estaba en un avión rumbo a Moscú.

La organización del evento

Para confirmar el formato y, lo que es más importante, el lugar, Zosimov necesitaba reunirse con el alcalde adjunto de Moscú, Yuri Luzhkov.

El actor y director del circo de Tsvetnoy Boulevard, Yuri Nikulin, ayudó a organizar esta reunión. Zosimov recordó más tarde en una entrevista:

Todos se burlaron de mí y dijeron: ‘Tal vez vengan 100 personas a ver a tus rockeros’. Hablé con Yuri [Nikulin], sabiendo que tenía una buena relación con Luzhkov, y lo llevé a la reunión. Nikulin habló, diciendo: ‘Dejen que los jóvenes se diviertan un poco’. Luzhkov me dijo: ‘Boris, te garantizo que no vendrán más de 200 personas’. Y yo respondí: ‘¡Te garantizo que habrá más de 100,000 personas!’

Ellos eligieron el Aeródromo de Tushino como su lugar. Su tamaño y ubicación conveniente satisfacían las necesidades de los organizadores, pero no tenía ni siquiera la infraestructura más básica necesaria para un gran festival de música.

Un contador de Time Warner y el coordinador del sitio del festival vinieron a Moscú para supervisar la construcción del escenario, que se elevó nueve pisos.

Boris Zosimov facilitó el paso de 24 camiones cargados de equipos de iluminación y sonido a través de Bielorrusia sin ningún documento de aduanas. Ratnikov señaló al respecto:

Debo admitir que la mayor parte del trabajo lo hicieron los estadounidenses. Trajeron una tonelada de equipos y utilizaron a los infantes de marina para construir todo. Estaban trabajando día y noche sin dormir.

En Europa, organizar el festival solía llevar alrededor de seis meses, esta vez se organizó en tres semanas.

Toletes de policía y helicópteros

La imagen muestra al público durante el evento de Monster of Rock en Moscú en 1991.

La entrada a Monsters of Rock era gratuita. No se vendía alcohol en el recinto, pero estaba permitido y nadie revisaba las bolsas.

Los informes del concierto incluyeron numerosos relatos de contenedores de tres litros, botellas de vidrio y latas de plástico llenas de cerveza.

Según el Departamento de Policía de la Ciudad de Moscú, el tamaño de la multitud en Tushino alcanzó las 300,000 personas al mediodía y aumentó a casi medio millón hacia la noche.

Los organizadores estimaron que el festival atrajo a una audiencia de más de 700,000 personas, aunque cifras extraoficiales hablan de más de 1.6 millones de asistentes.

Para supervisar el evento, había 11,000 soldados, policías, guardias de seguridad contratados y policías antidisturbios.

Sube Pantera al escenario

YouTube video

La primer banda en tocar fueron los tejanos de Pantera, interpretando lo que, según los estándares soviéticos, era un set extremadamente agresivo y estableciendo de inmediato el tono del concierto.

Hacia el final de su actuación, se desataron peleas en los bordes del recinto. La policía intentó dispersar a la multitud y alejar a los asistentes de las barricadas.

Sergey Chistoprudov, vicepresidente de BIZ Enterprises recordaría:

No solo había policías, también había tropas internas del Ministerio del Interior. Les dieron porras y decidieron que tenían que usarlas. ¡Fue una pesadilla! Los soldados y los jóvenes asistentes al concierto simplemente se golpeaban entre sí.

El set de 30 minutos de Pantera se vio envuelto en peleas, multitudes empujándose y enfrentamientos entre jóvenes vestidos con chaquetas de cuero y hombres en uniforme.

Para evitar lesiones y otras desgracias, los productores de Time Warner estaban preparados para tomar medidas extremas e incluso detener el espectáculo.

Casi se suspende el concierto

“La situación está fuera de control. ¡Si quieren ver a los otros grupos actuar, cálmense!”, imploró Boris Zosimov a la audiencia, pidiendo que “cesaran todas las perturbaciones”.

“En cualquier caso, para las cuatro o cinco de la tarde, la música no era el problema. La violencia lo era”, escribió Troitsky en un artículo para Rolling Stone.

Eduard Ratnikov comentó:

Vi no menos de una docena de personas sangrando, un par de policías entre ellos. Vi a la policía golpeando cruelmente a los jóvenes, con o sin motivo. Vi una lluvia de botellas de vidrio vacías lanzadas a las líneas de policía desde la audiencia. Vi a soldados golpeando a un tipo, tirado en el suelo, con sus botas monstruosas. ¿Cómo se ve la presencia policial y militar en un concierto de rock y una manifestación en la Unión Soviética? Estas son estructuras creadas para tomar medidas represivas, para reprimir. No proporcionaron seguridad ni ayudaron a la gente, solo tenían un objetivo: opresión y represalias.

Continuó el espectáculo

YouTube video

Los Black Crowes inicialmente relajaron la tensa situación y luego el grupo de anarco-metal Electro Shock Therapy de Moscú cantó las primeras canciones rusas de la noche.

Para cuando Metallica subió al escenario, los enfrentamientos habían disminuido en su mayoría: nadie quería perderse el acto principal, ni los punks ni la policía (que, resulta, también eran fans de la banda).

El vocalista de Metallica, James Hetfield, habló más tarde sobre la experiencia:

Allá abajo, al frente, había tipos en uniforme, eran policías, militares. Estaban parados allí con sus uniformes, y después de tres o cuatro canciones se olvidaron de su trabajo. Se quitaron su equipo, y estaban ahí moviendo la cabeza y divirtiéndose.

Según los registros de la Policía de la Ciudad de Moscú, 51 personas fueron hospitalizadas durante el festival, 49 fueron detenidas por disturbios y unas 100 fueron enviadas al tanque de ebrios.

Un concierto memorable

YouTube video

Ese día, Metallica ofreció una de sus mejores actuaciones, según los propios miembros de la banda. Tocaron canciones de su nuevo álbum, Metallica (“Black Album”), que se convertiría más adelante en el disco más vendido de sus carreras.

El acto de cierre fue AC/DC. Tocaron un set estelar de dos horas completo con fuegos artificiales, gigantescas muñecas inflables semidesnudas y su legendario Hells Bells.

Músicos de ambas bandas han contado historias sobre cómo recibieron llamadas telefónicas de Boris Yeltsin invitándolos de vuelta a Moscú.

Eduard Ratnikov estima que Time Warner ganó más de $80 millones vendiendo los derechos de transmisión y distribución de “For Those About to Rock”.

Una película documental sobre un concierto gratuito para “los jóvenes que desafiaron a los tanques” para evitar el golpe de Estado soviético de 1991.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Logo de Escape Musical

En Escape Musical nuestra misión es sumergir a nuestros lectores en el apasionante mundo de la música de una manera informativa, inspiradora y entretenida. Nos esforzamos por crear un espacio virtual donde la música se convierte en una experiencia compartida que trasciende géneros y fronteras.

©2024 — Escape Musical. Página web desarrollada por WP Luis.