Inicio Guías Cómo Escribir una Canción (2024)

Cómo Escribir una Canción (2024)

por Escape Musical

La música es una forma de expresión artística que nos permite comunicar nuestros sentimientos, pensamientos y experiencias a través de las palabras y las melodías. Escribir una canción puede ser un reto creativo, pero también una experiencia gratificante y divertida.

Cómo Escribir una Canción

Hombre tocando guitarra acústica junto a un árbol

Si quieres aprender a componer tus propias canciones, o mejorar tus habilidades de composición, en este artículo te ofrecemos una guía paso a paso con consejos prácticos y ejemplos para que puedas crear tu propia música. ¡Sigue leyendo y descubre cómo escribir tu primera canción!

1. Crea un título para tu canción

El título no tiene que ser definitivo, siempre puedes cambiarlo después. Pero sí puede ser muy útil para el proceso de composición porque te dice de qué va a tratar la canción.

Si empiezas sin un enfoque temático, es como darle a un pintor un lienzo en blanco y pedirle que pinte cualquier cosa. Va a tener que pensarlo. Pero si le pides que pinte el paisaje que tiene delante, puede ponerse manos a la obra inmediatamente.

Este detalle no es tan importante si ya tienes una idea en la cabeza sobre lo qué quieres escribir. Si rompiste con el amor de tu vida quizá querrás escribir sobre ello o si te sientes triste quizá querrás escribir sobre ello.

2. Genera una lista de ideas para las letras

Si ya tienes tu título y el enfoque de la canción, todo lo que se te ocurra en cuanto a ideas, pensamientos, creencias y sobre todo experiencias personales relacionadas con tu tema debe ser anotado.

Evita censurarte. Lo que los artistas hacen demasiado es pasar sus experiencias por un filtro, haciendo juicios sobre lo que pueden y no pueden decir. Esto no es bueno para el proceso de composición, y puede poner un límite a lo buena que resulte tu canción.

La buena noticia es que lo que escribas ahora no tiene por qué parecerse todavía a unas letras. Siempre puedes encontrar tus rimas y tu flujo rítmico más tarde. Así que escribe libremente.

La clave es sacar todo de tu cabeza y ponerlo en papel. ¿Qué sabes sobre este tema? ¿Qué crees sobre él? ¿Qué has vivido?

3. Organiza las letras de tu canción

Chica escribiendo letras en una libreta

Ahora que tienes todo en papel, puedes empezar a organizar tus letras de una manera más estructurada. Esto no significa que tu canción tenga que leerse como una lista ordenada.

¿Te has fijado cómo en muchas canciones pasan de lo general en el primer verso a lo más específico en el segundo y tercer verso? ¿O cómo el segundo verso se basa en la historia del primero, y el tercero viene con un giro, un remate o un final abierto?

A esto se le llama estructura de la canción. “Brown Eyed Girl” de Van Morrison es el ejemplo perfecto. El primer y segundo verso ven al narrador disfrutando del tiempo con su “chica de ojos cafés”, pero en el tercer verso, lo encontramos reflexionando sobre la experiencia años después. Y el estribillo lo une todo.

Entiende que tus letras no tienen por qué estar en una línea temporal o en ningún orden lógico. Puedes encontrar muchas canciones que no siguen una línea recta.

Podemos hacernos nuestra propia idea de lo que significan las letras. Y eso es honestamente lo mejor de la composición de canciones. Puedes dejar tus canciones abiertas a la interpretación. Tu público puede atribuir sus propios significados a tu música.

Algunas de las mejores canciones de todos los tiempos, como la legendaria “Stairway to Heaven” de Led Zeppelin, están abiertas a la interpretación del oyente.

4. Edita tu escritura de canciones

El secreto para escribir grandes canciones es editarlas. Esa suele ser la diferencia entre un compositor aficionado y uno profesional.

Aquí tienes algunas preguntas que puedes hacerte para editar y crear mejores canciones:

Si tu canción se basa en una experiencia personal o en hechos reales, ¿cómo podrías dramatizarlos para hacerlos aún más interesantes?

¿Cómo podrías reemplazar las palabras “aburridas” o “poco interesantes” por otras más poderosas o poéticas?

¿Qué podrías hacer para que la canción sea más emocionalmente relacionable?

5. Crea una melodía para tu canción

Joven tocando un teclado en una banqueta

En este punto, es posible que ya tengas una idea para la melodía de tu canción. Pero si no es así, puedes empezar a silbar o tararear tus ideas.

No pasa nada si no es perfecta. Ese no es el punto. El punto es experimentar para tener una idea de lo que te gusta.

Frecuentemente, las letras piden ciertas melodías. Te hacen querer cantar de una cierta manera. Así que di tus letras en voz alta y mira qué sale.

6. Encuentra tu ritmo

Al igual que al añadir una melodía a tu canción, es posible que ya hayas encontrado un ritmo que funcione, o al menos tengas algunas ideas de cómo debería ir. De nuevo, las letras suelen marcar el camino. Te dirán qué tipo de ritmo puede funcionar.

Dicho esto, no tengas miedo de experimentar. A veces las ideas raras e inusuales pueden funcionar, y no quieres descartarlas antes de haberlas probado.

7. Graba un demo de tu canción

La buena noticia es que hoy en día no necesitas gastar una fortuna en un estudio para grabar tus canciones. Si cuentas con una computadora o incluso un smartphone puedes hacerlo con relativa facilidad.

Grabar tus canciones cumple un par de propósitos:

  1. Te da la oportunidad de escuchar la canción. Una cosa es interpretarla, otra muy distinta es escucharla. Una vez que la hayas escuchado, es posible que se te ocurran cambios que quieras hacer.
  2. Te prepara para la siguiente etapa de trabajar con otros para hacer realidad tu canción. Si conoces a un guitarrista, a un pianista o a un productor, podrías pedirles que trabajen contigo. Si tienes un profesor, podrías trabajar la canción con él.

Si no conoces a nadie, puedes buscar ayuda en grupos de Facebook. Siempre hay músicos buscando oportunidades de colaborar con otros músicos. También está la opción de usar programas de producción de música.

Conclusión

Escribir canciones es como cualquier otra actividad, entre más la practiques mejor serás en ella. Lo importante es iniciar.

Tus primeras canciones seguramente serán menos que excelentes, pero Lennon, McCartney, Dylan y cualquier otro compositor famoso que se te ocurra también empezó ahí.

Si ya tienes tu canción producida a un nivel de calidad adecuado, que no te dé temor ponerla allá afuera. Súbela a plataformas como Spotify, Amazon Music, YouTube y otras.

Nunca sabes, quizá escribiste una joya que te traerá fama y fortuna. Ponte en contacto con nosotros si tienes alguna duda o sugerencia.

PUBLICACIONES SIMILARES

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Logo de Escape Musical

En Escape Musical nuestra misión es sumergir a nuestros lectores en el apasionante mundo de la música de una manera informativa, inspiradora y entretenida. Nos esforzamos por crear un espacio virtual donde la música se convierte en una experiencia compartida que trasciende géneros y fronteras.

©2024 — Escape Musical. Página web desarrollada por WP Luis.